La vida sigue.

Estas lluvias son una bendición para una tierra agotada como la que nos rodea.Aparte del cambio climático, que cada año hace los veranos más inhóspitos, nuestra parcela está en territorio hostil, las Vegas del Guadiana, concretamente en la parte regada por el canal del Zújar. Los datos sobre contaminación por nitratos y pesticidas en estaSigue leyendo “La vida sigue.”